codependencia.net

CONCEPTOS AL-ANON - LA CODE - HERRAMIENTAS PARA RECUPERARNOS

 

PASOS TRADICIONES Y LEMAS

PASOS, TRADICIONES Y LEMAS PARA RECUPERARNOS  DE  LA CODEPENDENCIA DALE ...

 

QUE ES LA CODEPENDENCIA

ES UNA ENFERMEDAD QUE NOS HACE DEPENDER DE OTROS

 

FORMAS PARA RECUPERARNOS

PODEMOS LLEGAR A SER LIBRES Y QUE NO NOS AFECTE LA CONDUCTA DE OTROS

CONTROL CODE

E-mail Print PDF

YO SE LO QUE ES BUENO PARA TI

No soporto que me lleven la contraria

Al code le atrae controlar a las personas, controlar lo que sucede a su alrededor,  ya que de esta forma se siente seguro y necesitado.  Pero así como le atrae tanto este control,  también le da aversión no tenerlo.   No soporta  que algo o alguien se salga de sus manos, se  descontrola al no  tener todo a su medida o a su alcance.    Dicen que el poder es una fuerza muy fuerte, quizás esto es lo que como code nos atrae y nos hace sentir fuertes y seguros de nosotros mismos.  Nada que diga otra persona es importante si lo queremos controlar, ese deseo de poder nos llena tanto que perdemos el sano juicio.

Cada vez que nos salimos con lo que queremos, aumenta ese deseo de control y el gran poder que creemos tener sobre el mundo.   Que satisfacción más grande sentimos cuando somos los grandes protagonistas de una crisis en donde se hizo nuestra voluntad.   Pero todo tiene su precio, así pues, si las cosas al final resultan mal, no podemos ni vernos al espejo por haber fallado, no tener la razón o no ser perfectos.

INICIOS DEL CONTROL


El control lo aprendimos en nuestra niñez.  Tal vez tuvimos unos padres que eran Codependientes o dependían de algo (alcohol, otra droga, cigarrillo, a otra persona enferma, juegos de azar, la comida, etc.).   En estas circunstancias no fuimos bien atendidos o cuidados cuando estaba en formación nuestra personalidad.

Esta persona enferma emocional que nos cuido, en su ingobernabilidad, perdía el control de su persona y cualquiera podía dominarlo.  Muchas veces es el niño code el que asume responsabilidades que no le tocaban y se da inicio entonces al control- code.  También puedo darse el caso que la persona de la cual dependíamos cuando chicos se hacía daño físico y empezamos a cuidarlo y controlar la situación familiar.   Una vez nos montamos en ese rol de salvadores empezamos a creer que teníamos gran poder sobre otros.   

Otro caso de aprender a ser controladores, es cuando de pequeños nos acusan de tener la culpa de las desventuras de algún adulto, ya sea porque no estudiamos, no hacemos caso, nos portamos mal, etc., llegamos a creer que teniamos el poder de hacer sentir mal a la gente.

Este niño code, se siente atrapado con tanta responsabilidad, trata de complacer para lograr hacer que todos se sientan feliz, pero es en vano, todo se le sale de las manos y entonces empiezan sus frustraciones, inadaptaciones, angustias.  Desde su niñez, el niño code, se olvida de su YO y se concentra en los demás, no sabe expresar sus sentimientos.

Se vuelve un niño solitario, retraído, no disfruta de la vida, unido a lo que piensan los demás y carente de calor humano, de amor, decepcionado de los adultos y rebelde interiormente.

Al niño codependiente se le exige que sea fuerte, que se controle y controle las situaciones, que no exprese debilidad ya que los demás se aprovecharan, que no llore, que deje de ser infantil.  En estas circunstancias el niño code crece vive o mejor dicho sobrevive de critica en crítica esforzándose al máximo para no decepcionar a nadie.

Para dejar de controlar nos ayuda el Paso 1, nos da soltura de ser nosotros mismos y dejar en paz a los demás a nuestro alrededor.  Si dejamos de pensar en nosotros mismos, otra persona puede en un momento dado tomar el control de nuestras vidas, así como hacemos nosotros los controladores.

Es muy difícil tener la razón en algo, no dar valor a nuestra posición  y NO expresarlo, pero es ahí donde verdaderamente se demuestra que tenemos el verdadero control del valor para cambiar de actitud y dejar que los demás se ocupen de sus asuntos sin importarnos las consecuencias que les acarreará a ellos.

Si nosotros hemos podido afrontar las consecuencias de nuestros actos, los demás también pueden afrontas las suyas, pediremos a Nuestro Poder Superior nos de el sano juicio de ver cuando queremos controlar y cuando podemos ayudar

¿Qué gana una persona con estar en lo cierto si por ello se crea un enemigo o una crisis?

El alivio de nuestras tensiones, aun cuando esto parezca justificado, deja atrás residuos de amargura

Hay un solo rincón del mundo que usted puede tener la seguridad de mejorar, y es su propio yo

Podemos guiar o inspirar mediante nuestro ejemplo, pero no nos es dable meter a otra persona, por allegada que sea, en el molde que hayamos elegido para ella.

Si sinceramente anhelo gobernar mi vida, no tendré tiempo para regir la de otros.

Los demás tienen la misma libertad que yo tengo de adoptar sus propia decisiones, puesto que deben sufrir por ellas si son erróneas.

Librito Un Día a la Vez en Al-Anon.

PARA DEJAR DE CONTROLAR


Resulta más provechoso
Apartar la vista de lo que te disgusta
le piden muAntes que te tornes esclavo de la contienda

•    Dejar de discursos interminables
•    Mucho silencio
•    Inanición
•    Soltar las riendas.
•    Dejar pasar muchas cosas por alto
•    No prestarles atención
•    Pensar en cosas que nos traen paz.
•    Pensar, pensar, pensar para no reaccionar.
•    Pensar si lo que estamos haciendo nos perjudica.
•    pensar lo que provoca en ti o en tu prójimo ese impulso.
•    Humildad para aceptar a los demás como son.
•    No imponer mi inteligencia o efímera sabiduría.
•    Dejar las cosas en manos de tu Poder Superior.
•    Aprender a advertir, reconocer y sentir tu incapacidad para controlas a los demás.
•    No trataremos de forzar a nadie a hacer lo que queremos que haga.
•    Meditar si ha producido alguna mejoría regañar, llorar, acusar, discutir, suplicar o amenazar? ¿o se ha empeorado la situación?
•    Dar como primera prioritaria tarea consistirá de dirigir nuestra propia vida.

EL CODE CONFUNDE EL CONTROL


Ningún code que controla a su familia es feliz ni libre emocionalmente.     Erróneamente cree controlar a todos y él es el controlado.    Si el esposo llega triste, se siente igual.  Si el hijo tiene problemas, carga tambien con sus problemas y trata de resolverselos.   Si los padres le piden mucha ayuda, los ayudará hasta lo imposible y no ve que ellos vivieron su vida como quisieron, si los hermanos discutieron, se mete en sus asuntos y sale con la peor parte.   Todos buscan la ayuda del code cuando les conviene.

El Codependiente, confunde muchas veces a favor de la code, el no dejarse controlar y no importarle los demás, para seguir codependiendo a sus anchas.

Toma de base: Que nadie tiene control sobre los demás para justificar lo que no es correcto.    Esta en negación.

Claro esta, que en codependencia activa el code, crea crisis o tensiones entre los que le rodean. Una vez es confrontado con estas actitudes, este saca a relucir su arma: nadie lo debe controlar y él es libre de hacer lo que desea.

Una mente abierta en recuperación, nos libra de la confusión para reconocer lo siguiente:

Somos libre de nuestros actos, pero también responsable de reconocer que muchos de estos actos están encaminados a perpetuar la codependencia.

No somos perfectos, por lo tanto, muchos de nuestros actos podrán no ser lo perfectos que queremos.

La Codependencia, muchas veces crea ilusiones o no nos deja ver la realidad, por lo que algunos de nuestros actos pueden no ser lo que creemos.

La Codependencia crea en nosotros el sentimiento de creernos las víctimas, lo que puede hacer que creamos que los demás están en nuestra contra y no ver nuestros defectos o el deseo de otros de ayudarnos.

La Codependencia nos hace perfeccionistas, lo que ayuda a no aceptar nuestros errores.

La Codependencia nos priva de aceptar ayuda, ya que interiormente no aceptamos y nos dá miedo perder el control de los demás y deseamos que piensen como nosotros pensamos es lo correcto.

La codependencia nos hace extremistas, todo debe ser blanco o negro, y tomamos muy en serio problemas pequeños y fáciles de  arreglar con un poco de comprensión.

La codependencia afecta la realidad y nos hace experimentar las sensaciones (sentimientos) de nuestra niñez o del pasado, para confundirlas con el presente, lo cual es un impedimento, en el solo por hoy y nuestra relación con los demás.

La Codependencia nos hace no aceptar que muchas cosas y personas están fuera de nuestro control y que debemos soltarlas y seguir adelante.

La Codependencia crea en nosotros resentimientos, que no nos permiten afrontar problemas con otros seres que en el pasado nos hicieron daño y que ahora tal vez tienen otra actitud.

El codependiente todo lo toma de forma muy personal y no es capaz de ver que otros también tienen o han tenido los mismos problemas que él afronta.

Al codependiente le gusta aislarse, crear su mundo perfecto, libre de todos y esto lo lleva a no aceptar que lo ayuden, a relacionarse o que le digan algo que no sea, lo que él piensa.

Al codependiente le es difícil hablar en forma amable cuando no esta de acuerdo, lo que le dificulta la buena comunicación y aceptar la opinión de los demás de forma humilde.

Al codependiente le cuesta aceptar que los demás se equivocan y que él debe aceptar esa imperfección.

El codependiente a veces pierde el valor para cambiar y continúa con sus antiguas actitudes.

Recordar y aplicar que no somos perfectos en todos nuestros asuntos, no solo decirlo, nos ayudará a no confundir, el no dejarnos controlar con el hecho de que los demás acepten nuestra Codependencia y reconocer que somos codependientes y que no tenemos la verdad absoluta.  Una mente abierta, en recuperación, ayuda a no perder la serenidad al afrontar la relación personal con otras personas que tienen otras formas de pensar, sus problemas y que tal vez también son codes.

Recordar y aplicar que no somos perfectos en todos nuestros asuntos (no solo decirlo), nos ayudará a no confundir, el no dejarnos controlar con el hecho de que los demás acepten nuestra codependencia.

En recuperaciòn, reconocer con mente abierta que somos codependientes y que no tenemos la verdad absoluta nos ayudara a no perder la serenidad al afrontar la relación personal con otras personas que tienen otras formas de pensar, sus problemas y que tal vez también son codes o adictos.

EL CONTROL, BREVE COMPARACIÓN

Dejemos el control solo para la TV y DVD

Cuando tengo el control remoto de la TV puedo cambiar los canales a mi voluntad, ese es control, pero ¿que sucede cuando no tengo el control? no depende de mi voluntad, entonces depende de la persona que tiene el control.
Y ¿que sucede si le ordeno a la persona que lo tiene que le cambie? ¿Como se comporta? ah, eh ahí el problema.
No tengo el control, pero quiero dominar, quiero ordenar, es decir quiero el control y dependo de la reacción y voluntad de otro y lo peor es que la persona que tiene el control espera la orden adecuada, es decir es incapaz de tomar una decisión correcta en uso de su control.
Pero que pasa si la persona tiene otros planes, entonces se da la lucha por el control, por el poder. UPS.   Eso si que es complicado.
Cuando tengo el control no lo se usar adecuadamente, y cuando no lo tengo peleo por tenerlo. Quiero tener el control hasta de lo que no me importa.
Que fuente de problemas.
Cortesía de  Pincel Azul

Valor para cambiar,

Si lo copia anote su procedencia.

 

Amores Code......./....Para Compartir

ESPOSO, HIJO, ABUELA   -        DEJAR MENSAJES

CLIC en cada imagen para más información

INVENTARIO DIARIO - DEFECTO CODE

left direction
MI INVENTARIO DIARIO
CARITAS SENTIMIENTOS INVENTARIO DIARIO ...
DEFECTOS DEL CODE
TRABAJA TU DEFECTO DE CARÁCTER MAS RELEVANTE D...
right direction

You are here: Home