codependencia.net

CONCEPTOS AL-ANON - LA CODE - HERRAMIENTAS PARA RECUPERARNOS

 

PASOS TRADICIONES Y LEMAS

PASOS, TRADICIONES Y LEMAS PARA RECUPERARNOS  DE  LA CODEPENDENCIA DALE ...

 

QUE ES LA CODEPENDENCIA

ES UNA ENFERMEDAD QUE NOS HACE DEPENDER DE OTROS

 

FORMAS PARA RECUPERARNOS

PODEMOS LLEGAR A SER LIBRES Y QUE NO NOS AFECTE LA CONDUCTA DE OTROS

EL CODE SE SIENTE VICTIMA

E-mail Print PDF

 

CARACTERISTICA CODE

VICTIMIZACIÓN INJUSTIFICADA

 

Hay un sentimiento al que le tenemos que prestar particular atención durante la recuperación que es sentirnos victimas.     No necesitamos acostumbrarnos a sentirnos a gusto con este sentimiento tan desagradable para nosotros como para los que nos escuchan diariamente.    Son muchas las amistades que hemos perdido por ser personas que siempre nos estamos quejando, de verdad cansamos a los que nos escuchan y que al final se  alejan de nosotros.

Cuando nos sentimos victimizados nos comportamos mal hacia nosotros mismos, la impotencia, furia, desamparo y frustración nos hacen mucho daño y hasta nos puede lanzar a conductas adictivas o a otras conductas compulsivas.

En recuperación aprendemos a identificar cuando estamos siendo victimizados en realidad o cuando es solo nuestra code que se apodera de nuestra fuerza y no nos permite cuidarnos o retirarnos de este papel de mártires.    Apoderarnos de nuestra fuerza significa darnos cuenta que nos estamos victimando a nosotros mismos, que los demás no están haciendo nada para lastimarnos, que solo están viviendo sus vidas como es su derecho y que si nos validamos podemos salir adelante y ser unos triunfadores.

Puede que no nos esten haciendo nada,  pero al querer controlar de manera irracional  para que nos quieran esperaramos inconscientemente que cuiden de nosotros y caeremos en la victimización.      Sentirnos victimas es un defecto codependiente ya que los demás no tienen la llave de nuestra felicidad o destino y es solo nuestra mente code la que nos traiciona.       Recordemos que podemos ser felices a pesar que los demás se comporten de determinada manera o que sucedan ciertas cosas que no aceptamos.

Otras veces, apoderarnos de nuestra fuerza significa darnos cuenta que estamos siendo victimados por la conducta de otra persona y que invalidan lo que sentimos.  Puede que necesitemos fijar límites, cambiar de actitud y reconocer que NO somos víctimas.

Hay que perdonar a quien nos victimizó, pero hasta que no nos hayamos despojado de nuestro papel de víctimas en cuerpo, mente y espíritu no superaremos este defecto de caracter que nos acarrea tantos problemas, hay que empezar a ser responsables con nosotros mismos y con los demás y no traer al futuro asuntos del pasado que perpetua esta condición.    Tratemos de descubrir qué podemos estar haciendo para sentirnos las victimas del mundo y ser personas ante todo responsable de nosotros mismos.

EL  LENGUAJE  DEL  ADIÓS

Melody Beattie Págs. 31 - 32 Enero 19

Aparta a la víctima.
"Tenemos tanto cuidado de no lastimar a nadie.
A nadie, salvo a nosotros mismos."
(Un miembro de Al-Anón.)

Cerca de un año después de comenzar a recuperarme de mi  codependencia me di cuenta que aún estaba haciendo algo que me causaba dolor.      Percibí que este patrón tenía algo que ver con muchas de las relaciones que establecía y se agriaban. Pero no sabia qué era “eso”  o que estaba haciendo.

Un soleado día, mientras caminaba por la acera con mi amigo Scott, me detuve, me volví hacia él y le pregunté:   “¿ Qué es esa cosa que los codependientes hacen una y otra vez ?     ¿ Por qué nos seguimos sintiendo tan mal ?”

Pensó un momento en mi pregunta antes de responderme.  “Los codependientes son cuidadores de los demás, rescatadores. 
Rescatan, luego persiguen, y terminan siendo víctimas.    Estudia el triángulo del drama de Karpman”, me dijo.    El triángulo del drama de Karpman y sus papeles de rescatador, perseguidor y víctima son la obra y la observación de Stephen B. Karpman.

Lo que me dijo no tenía sentido, pero cuando volví a casa busqué en algunos libros de terapia que se estaban empolvando en mi librero y los estudié.  Luego de un rato, la luz se hizo en mi cabeza.    Vi, comprendí y me sentí como si hubiera descubierto el fuego. Eso era.

Ese era mi patrón.     Este es nuestro patrón.     Esto es lo que hacemos repetidamente con nuestros amigos, familiares, conocidos, clientes o cualquiera que se encuentre a nuestro alrededor.     Como codependientes podernos hacer muchas cosas, pero este patrón es el que seguimos mejor y con mayor frecuencia.       Esta es nuestra reacción favorita.

Somos rescatadores, quienes todo lo proporcionan.    Somos grandes madrinas o padrinos del mundo entero como dice Earnie Lansen.      No sólo satisfacernos las necesidades de la gente, sino que las anticipamos, rreglamos los asuntos de los demás, los enseñamos, nos afligimos por ellos,  les solucionamos, los atendemos.     Y lo hacemos todo tan bien, “Tu deseo es un mandato para mí” es nuestro lema. “Tu problema es mi problema.”    Somos code cuidadores.

UN VICTIMA SE SIENTE ASI:

Nuestro PS o Dios no quiere que carguemos ninguna cruz, él ya lo hizo por nosotros

Es tiempo ya para nuestra movida final....  Nos dirigimos a nuestro rincón favorito: El lugar de la víctima.     Este es el predecible e inevitable resultado de creernos víctimas.    Abundan sentimientos de desamparo, dolor, pena, vergüenza y de lástima por uno mismo.

Hemos sido usados otra vez.    Nos han despreciado otra vez.     Hemos luchado tanto por ayudar a la gente, de ser buenos y no nos quieren.    Nos lamentamos, “¿Por qué? “  “¿Por qué me pasa esto SIEMPRE a mí? ”.     Otra vez nos han pisoteado, golpeado y pensamos: “¿Siempre seremos víctimas?”, probablemente así será, si no dejarnos de rescatar y de cuidar a los demás. Como es posible vivir con tan poco o nada de sano juicio, si pedimos ayuda a nuestro PS es para ayudar a otros, si gritamos "ayúdenme" por estar cansados, es solo para quejarnos ya que no paramos estas actitudes codependientes y si nos hacen daño no podemos alejarnos y solo nos seguimos quejamos como victimas.

Valor para cambiar, seguir un programa de recuperación,

TEST PARA IDENTIFICAR A LA VICTIMA

Test 1:
Esta tarea quizá tome algún tiempo, pero si el ser cuidador está provocándote problemas, puede resultar una experiencia crucial para ti.

  • En una hoja de papel, detalla todas las cosas que consideras son tu responsabilidad.
  • Hazlo considerando tu participación en el trabajo, con tus hijos con amigos y con tu cónyuge o amante.
  • Ahora, confecciona una lista detalle por detalle de cuáles responsabilidades en tu vida corresponden a otras personas.
  • Si compartes alguna responsabilidad, coloca en tu lista qué porcentaje consideras apropiado para cada persona.     Por ejemplo, si tu cónyuge trabaja y tú has elegido ser ama de casa y trabajar medio tiempo, haz una lista de cuál es el porcentaje de responsabilidades financieras que tú absorbes y cuál es el porcentaje de responsabilidades en los quehaceres domésticos que él o ella asumen.

Te sorprenderá la cantidad de responsabilidades que te has echado encima sin que te correspondan y qué pocas has permitido que los otros asuman

También encontrarás que has estado tan ocupado con los asuntos ajenos que has sido negligente con algunas de tus verdaderas  responsabilidades.

 

Test 2:
Familiarízate con el Triángulo del Drama de Karpman y de cómo llevas a cabo ese proceso en tu vida.

  • Cuando te encuentres rescatando, fíjate en tus cambios de estado de ánimo y en los distintos papeles que juegas.
  • Cuando te sorprendas sintiéndote resentido o usado, averigua que hiciste para rescatar.
  • Practica conductas no rescatadoras,
  • Di que no cuando quieras decir no.
  • Haz cosas que quieras hacer por ti.
  • Rehúsate a adivinar lo que la gente quiere y necesita; en vez de ello insiste en que los demás te pregunten directamente qué es lo que necesitan y quieren de ti.
  • Empieza a pedir directamente lo que quieres y necesitas.
  • Rehúsate a asumir las responsabilidades de los demás.

Cuando al principio dejes de cuidar a la gente que está acostumbrada a que la cuides, pueden enojarse o frustrarse.

Explícales que estas cambiado el sistema, estas hecho olas, lo que significa más trabajo para ellos, y que ya no te pueden seguir usandote.

Explícales lo que estás haciendo, y permíteles ser responsables de sus sentimientos. Te darán las gracias después. Tal vez lleguen a darte una sorpresa; en ocasiones las personas que creíamos menos capaces de cuidar de sí mismas pueden hacerlo, cuando dejamos de cuidarlas nosotros.

Valor para cambiar,

Derechos reservados, si lo copia coloque su procedencia o bibliografía

 

Amores Code......./....Para Compartir

ESPOSO, HIJO, ABUELA   -        DEJAR MENSAJES

CLIC en cada imagen para más información

INVENTARIO DIARIO - DEFECTO CODE

left direction
MI INVENTARIO DIARIO
CARITAS SENTIMIENTOS INVENTARIO DIARIO ...
DEFECTOS DEL CODE
TRABAJA TU DEFECTO DE CARÁCTER MAS RELEVANTE D...
right direction

You are here: Home