codependencia.net

CONCEPTOS AL-ANON - LA CODE - HERRAMIENTAS PARA RECUPERARNOS

 

PASOS TRADICIONES Y LEMAS

PASOS, TRADICIONES Y LEMAS PARA RECUPERARNOS  DE  LA CODEPENDENCIA DALE ...

 

QUE ES LA CODEPENDENCIA

ES UNA ENFERMEDAD QUE NOS HACE DEPENDER DE OTROS

 

FORMAS PARA RECUPERARNOS

PODEMOS LLEGAR A SER LIBRES Y QUE NO NOS AFECTE LA CONDUCTA DE OTROS

ABSTINENCIA

E-mail Print PDF

ABSTINENCIA DE LA PERSONA

La abstinencia se refiere a una adicción y suspender esa necesidad, en el caso del  Codependiente la adicción  a una persona.    Muchas pueden ser las causas para dejar de estar  con esa persona inadecuada,  pero si no buscamos ayuda volveremos a recaer y seguir con esa  relación enfermiza que tal vez sea violenta, con romanticismo exagerado, basada solo en el sexo-amor y con cualquier persona.

Como con cualquier adicción al suspender la droga que en el caso que nos ocupa por la la Codependencia sería la atracción a las personas, se experimentará sensacion de incertidumbre, una necesidad imperante de esa persona, desbalance emocional y/o espiritual y algunos cambios físicos.    Como sabemos que dicha pérdida nos causará un vacío y dolor trataremos de retrasar ese momento rogando y llorando para detener a la persona.

En plena adicción a las relaciones experimentaremos el deseo de controlar para que no nos dejen,  una conducta inapropiada para llamar la atención, miedo desmedido y angustia que son normales en las personas adictas a sustancias.    Fantasearemos sobre una vida romántica espectacular y perfecta que no sucederá para mitigar tanto dolor.

Todo nuestro entorno y cuerpo sufre las consecuencias de la abstinencia, nos enojamos porque no salen las cosas a nuestro modo ya que esa persona no desea ser sometida a nuestros deseos, no hay paz mental, no se duerme bien, nos sentimos enfermos, deprimidos, abandonados y buscamos vivir situaciones emocionantes y a la vez morimos de dolor.    Un gran vacío espiritual nos invade e inclusive buscamos otras adicciones que llenen ese vacío que deja la persona objeto de nuestra obsesion.     Nada ni nadie nos hace feliz fuera de esa persona, nuestros familiares no nos podran consolar, nos alejaremos de las amistades y llevaremos el caos y angustia donde vamos.

Al dejar esa obsesión sentimos que era lo único que hacíamos y no tendremos nada que hacer, nos sentiremos como un cascaron de persona ya que la otra persona era la que nos llenaba, pero pasado el momento crítico o la tentación obsesiva de persecusión, aprendemos otra forma de vivir, no justificamos esa adicción, dejamos de atormentarnos, juzgarnos, y aprendemos a ser personas dignas.

Pero como solos no podemos cambiar es conveniente buscar un grupo de apoyo con personas que han pasado por lo mismo y que saben que hacer.
Valor para cambiar,

EL SINDROME DE LA ABSTINENCIA PUERTA   DE  ACCESO
A  LA   LIBERTAD, LA   ESPERANZA Y  AL  GOZO

La asistencia asidua a las reuniones de Adictos al Sexo y al Amor Anónimos (SLAA) nos ofrece la posibilidad de una vida nueva: Una vida libre de nuestras obsesiones con el sexo, el coqueteo romántico y las dependencias de tipo emocional.

Cuando oímos a los demás hablar de los milagros que la recuperación produce, nos sentimos animados.    Sin embargo, cuando les oímos hablar del dolor del síndrome de abstinencia, nos planteamos si deberíamos seguir asistiendo a las reuniones.
¡Por supuesto que sí! Como nos dice nuestro libro Adictos al Sexo y al Amor Anónimos.

... el dolor de cada síndrome de abstinencia es único y especial, incluso precioso...aunque lo más seguro es que ahora no lo veas así...

De algún modo, esta experiencia eres tú, una parte de ti que ha estado intentando salir a la superficie durante mucho tiempo.   Has estado evitando o retrasando este dolor durante mucho tiempo, pero nunca has sido capaz de eludirlo de forma permanente.

Necesitas experimentar el síndrome de abstinencia para transformarte en una persona realizada. Necesitas encontrarte a ti mismo.    Detrás del terror de aquello a lo que temes, el síndrome de abstinencia encierra las semillas de tu realización personal. Debes vivirlo para poder darte cuenta, y convertir en realidad ese potencial que ha estado a la espera de aflorar en ti y en tu vida durante tanto tiempo." 

¿ QUÉ ES EL SÍNDROME DE ABSTINENCIA ?

Un paso fundamental para comenzar la recuperación de la adicción al sexo y al amor consiste en identificar nuestros patrones adictivos, esas actividades de las que debemos abstenernos si de verdad queremos alcanzar la plenitud física, mental, emocional y espiritual.   En busca de orientación, pedimos ayuda a nuestro padrino o madrina, a nuestro Poder Superior y a otros miembros de SLAA.
Un cambio de conducta, la interrupción de nuestros patrones adictivos de comportamiento día a día, señala el comienzo de la abstinencia de nuestras prácticas compulsivas y destructivas.   Y llamamos síndrome de abstinencia al desbarajuste y torbellino físico, mental, emocional, y a menudo espiritual, que suele acompañar a dicho cambio.   
Tanto si nuestra obsesión es con el sexo, el amor romántico o las relaciones de pareja, si nuestros deseos son permanentes o se dan periódicamente, el no satisfacerlos suele producir una tremenda sacudida en todo nuestro sistema.
Si nos abstenemos de nuestros patrones adictivos experimentaremos durante un tiempo la abstinencia.   Esta expresión, "Síndrome de abstinencia" .evoca la imagen de un  drogadicto que necesita su droga predilecta para transformar su estado de ánimo/ o huir del momento presente     Al igual que las drogas, la adicción al sexo y al amor nos puede dominar por completo haciéndonos correr un peligro cada vez mayor en lo que a nuestra salud física, nuestro bienestar emocional y nuestro sano juicio se refiere...y a nuestra propia vida.
El período del síndrome de abstinencia nos puede resultar muy incómodo a muchos.

Nuestro cuerpo sufre cambios físicos inesperados: experimentamos altibajos emocionales que jamás hubiéramos imaginado posibles y sentimos, quizá por primera vez en nuestra vida, el vacío que habíamos tratado de llenar con nuestras adicciones.

LA  EXPERIENCIA  DEL  SÍNDROME   DE  ABSTINENCIA

Cuando interrumpimos nuestras conductas adictivas sentimos en la raíz de nuestro ser esa fragilidad que con tanta desesperación habíamos tratado de evitar. Cada uno de nosotros la experimenta de una forma diferente.  No es fácil, necesitamos ayuda, nuestros pensamientos nos atormentan y para evitar esa irrestible atracción fatal debemos ocuparnos de analizar que no son buenas relaciones y que nos llevarán a sufrir inevitablemente y que la soledad no desaparecerá.


El síndrome de abstinencia que se produce como resultado de lo siguiente:
* Un deseo incontrolable de dejarnos arrastrar por nuestras conductas adictivas.
* Un dolor físico inexplicable.
* Agotamiento o enfermedades físicas.
* La sustitución de unas adicciones por otras.
* Pautas irregulares en lo que a la comida y al sueño se refiere.
* Inseguridad y dudas sobre la propia persona.
* Desesperación y miedo.
* Pensamientos de suicidio.
* Deseos de aislarse de los demás.
* Pensamientos obsesivos.
* Tristeza, depresión y desesperación.
* Sueños en los que las prácticas adictivas están presentes.
* Altibajos emocionales.
* Irritabilidad, ira o rabia.
* Obsesión con fantasías.
* Perplejidad o dificultad al tratar de concentrarnos.
* Dudas sobre si nos conviene SLAA o la recuperación.


Durante el síndrome de abstinencia salen a la superficie muchos de los pensamientos y miedos que durante tanto tiempo habíamos estado tapando. Percibimos intensamente que algo nos falta. Antes nos hubiéramos comportado o reaccionado de una manera determinada; hubiéramos llamado a una persona concreta; caminado por una calle determinada; hubiéramos intentado estimularnos por medio de revistas o películas; visitado un lugar "prohibido", o evadido de la realidad a través de la fantasía.

El dilema era que no nos dábamos cuenta que lo que hacíamos al comportarnos así era coquetear, y cuando por fin nos percatamos, descubrimos que no sabíamos hacer otra cosa. Nuestras personalidades no se podían separar de estas formas características de justificar nuestras acciones, de mirar a los ojos de alguien, de abrazar, y de dar la mano, etc. etc.

LIBERTAD, ESPERANZA Y GOZO

Puede que iniciemos el periodo del síndrome de abstinencia con una sensación de pesimismo.
¿Qué me deparará el futuro?
¿Cómo responderé?
¿Quién me ayudará?
¿Vale la pena?
¿A qué debo renunciar y a qué precio?
¿Qué será de mí en caso de que consiga sobrevivir el síndrome de abstinencia?
¿Se acabará alguna vez?
¿Podré alguna vez tener relaciones sexuales/ amor/ una relación de pareja de nuevo?

No podemos predecir lo que te espera. Lo que sí sabemos es que el sexo, el amor y las relaciones afectivas no son necesariamente actividades que debamos evitar para siempre. Una vez que obtenemos cierta medida de "gobernabilidad" en nuestra vida, estaremos en mejores condiciones para plantearnos qué actividades nos convienen.      La comunicación sincera y abierta con nuestro padrino u otro miembro sobrio del programa es un elemento importante a la hora de tomar decisiones. Aunque la abstinencia de los comportamientos adictivos sea dolorosa, el dolor que produce no es eterno. El fin del periodo del síndrome de abstinencia lo anuncia una disminución grande de nuestros deseos de dejarnos arrastrar por nuestros patrones adictivos. La aceptación de nuestra adicción, nuestro deseo de abandonar el estilo de vida que llevábamos, la práctica de los pasos y el uso de las herramientas del programa de SLAA, y la fe y la confianza en un Poder Superior a nosotros mismos posibilita el que comencemos a construir una vida libre de conductas adictivas.

No sólo hemos aceptado el síndrome de abstinencia como un paso necesario en nuestra recuperación, sino que incluso hemos llegado a comprender la importancia que para nosotros tiene, el bien que nos hace. El gozo se apodera de nosotros al experimentar, quizá por primera vez, la autoestima, el respeto por nosotros mismos y la dignidad. Un Poder superior a nosotros mismos nos está devolviendo el sano juicio, y le estamos profundamente agradecidos por ello.

EL MIEDO AL COMPROMISO

El miedo a la intimidad, al compromiso, a la dependencia amorosa que hoy día se da con mucha frecuencia es también un tipo de relación dependiente. Hay muchas personas que cuando les surge el deseo, la atracción por alguien o se enamoran les surge automáticamente el miedo a la dependencia, al compromiso. Suelen darse estas situaciones en personas con experiencias anteriores dolorosas y frustradas  o en personas con padres separados.
Brenda Schaeffer asegura que la gran paradoja del amor dependiente es esta precisamente, desear imperiosamente amar y ser amado:  
"Miedo al rechazo, miedo al dolor, miedo de perder el control, miedo a la personalidad del otro y, muy especialmente, miedo a conseguir la felicidad".
Quien teme a la intimidad y al compromiso inicia una relación que desea realmente pero que corta a medida que el deseo toma forma. Así va iniciando relaciones que nunca se consolidan y entra en un ciclo que se va repitiendo. Si no se sincera consigo mismo y no afronta cuales son sus verdaderas necesidades y se arriesga al compromiso, difícilmente encontrará lo que tanto desea y busca:  SER  FELIZ.

Derechos reservados, si lo copia anote sus diferentes procedencias o bibliografías.

 

Amores Code......./....Para Compartir

ESPOSO, HIJO, ABUELA   -        DEJAR MENSAJES

CLIC en cada imagen para más información

INVENTARIO DIARIO - DEFECTO CODE

left direction
MI INVENTARIO DIARIO
CARITAS SENTIMIENTOS INVENTARIO DIARIO ...
DEFECTOS DEL CODE
TRABAJA TU DEFECTO DE CARÁCTER MAS RELEVANTE D...
right direction

You are here: Home